Lo dijo Eugenio Semino, Director de la tercera edad de la defensoría del pueblo ciudad de Buenos Aires. Acerca del aumento a jubilados que perciben menos que el 82% del salario mínimo vital y móvil, dijo que se paga solo a quienes hayan aportado 30 años


Dentro de poco tendrán que encargarse las autoridades de comprarles un gps a los jubilados porque todos los días hay medidas nuevas con falta de claridad que se usan como promociones del punto de vista político pero solo le generan dudas al jubilado.

Esta medida se votó en el congreso en el marco de la reforma previsional, aunque dijo que no son reformas sino que son distorsivas y regresivas en términos de resolver los problemas del sistema.

Marcó que hay que tener en cuenta que un 82% móvil sobre el salario mínimo vital y móvil, nada tiene que ver con la reivindicación histórica de los jubilados. Esto dijo es una payasada que se le ha puesto este nombre.

Lo que un jubilado aspira es que se le pague 82 pesos por cada 100 que cobraba en actividad y que se le reajuste cada vez que se le aumente al activo que quedó en su lugar. Esto es el 82% móvil, aclaró

Lo que ahora se le llama así, es sobre el salario mínimo vital y móvil, y agregó que los que votaron esto desde el punto de vista técnico dijo que si se diera en una clase quedaría “bochado”.

El salario mínimo es precisamente el mínimo requerido para cubrir las necesidades básicas de un trabajador. En tanto indicó que quiere que le expliquen porque las necesidades básicas de un jubilado es menos que la de un trabajador y es el 82% de las necesidades básicas de un trabajador, cuando se saque que siempre las necesidades de un adulto mayor son mayores por alimentación, dependencia física y salud.

A todo esto dijo encima se secciono al sector de quienes percibe la minia a aquellos que tienen 30 años de aporte de los que accedieron al beneficio teniendo algún aporte por vía de moratoria, que nunca llegarán a este aumento.

Dijo que esto no tiene sentido porque la moratoria es una ley nacional y la gente paga esa moratoria.

 Marcó que esto lo plantearán como un acto de discriminación respecto del propio jubilado ante la justicia.

En la actualidad es 9500 el salario mínimo y este reajuste que se da solo a un 19% es de 8000 pesos mientras que la canasta de un jubilado está en 17 mil pesos. 1 millón 200 mil jubilados de 7 millones lo recibirán.

En vez de discutir como recomponer el haber para que el jubilado no se muera de hambre, se discuten políticas regresivas.

Como defensor de la tercera edad dijo que la reforma previsional es un mamarracho regresivo.

Respecto de los que están por jubilarse indicó que hoy se siguen jubilando tan mal que con la ley de caballo. Por lo que la tasa de sustitución sigue siendo entre el 55 y 60%

Compartir

Comentarios