Martes 11 de Agosto de 2020

  • 8.6º
  • Despejado

LOCALES

12 de agosto de 2012

La Federación de Cooperativas y Entidades Afines de Enseñanza de la Provincia (FECEABA) lamentó la dimisión de Silvina Gvirtz

La Cooperativa de Trabajo Nuevas Lenguas de Olavarría, divulga la postura de los colegios cooperativos.Durante una movilización realizada en La Plata, reclamaron que se revean "las medidas tomadas a partir de agosto de no subvencionar nuevos cargos; ni instituciones; suspensión de aporte extraordinario en verano, no pago de nuevas suplencias y exigir mínimo de alumnos por sección".

La última actividad oficial de la ex ministra de Educación de la provincia de Buenos Aires, Silvina Gvirtz, fue recibir a los representantes de las escuelas de gestión social, cooperativas y organizaciones no gubernamentales de los barrios más pobres del Conurbano Bonaerense cuyo funcionamiento y continuidad está en peligro a partir del recorte de los subsidios, y a los que les había prometido analizar su situación. El jueves, tras la noticia de su renuncia, los trabajadores de la educación agrupados en Federación de Cooperativas y Entidades Afines de Enseñanza de la Provincia de Buenos Aires (FECEABA), lamentaron la dimisión de la ahora ex ministra ya que volvieron a ver en peligro su situación.
Más de 500 docentes, padres y alumnos se aglutinaron el miércoles pasado frente al ministerio, donde fueron recibidos por la ex ministra y luego también llevaron su petitorio a las autoridades del Senado Bonaerense. Reclamaron que se revean "las medidas tomadas a partir de agosto bajo la Comunicación 103/2012 de no subvencionar nuevos cargos; ni instituciones; suspensión de aporte extraordinario en verano, no pago de nuevas suplencias y exigir mínimo de alumnos por sección".
Las escuelas de gestión social florecieron en luego de la crisis de 2001. Son cooperativas, fundaciones y organizaciones no gubernamentales que a diferencia de las escuelas privadas tradicionales, no reciben el 100% del subsidio sino el 60% para nivel inicial y primaria y recién este año se sumó la escuela secundaria y además cobran una cuota mínima.
"La ex ministra nos recibió muy bien y se preocupó por la situación, si bien no la convencía nuestro reclamo de pedir el 100% de la subvención, le explicamos que a diferencia de los colegios privados tradicionales, nosotros no cobraríamos cuota a los padres", explicó a Cristina De Vicondoa, representante legal de la escuela Julio Cortázar del partido de Moreno.
Silvia Ávalos, secretaria del mismo colegio, se quejó ante las medidas en danza. "Entramos todos en la misma bolsa porque los colegios que tienen toda la subvención cobran cuotas siderales, son colegios empresas, nosotros no vemos al colegio como empresa, y además sabemos el esfuerzo que hacen las familias de nuestros alumnos para que sus hijos concurran a la escuela”
 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios